Mayo, mes de Nuestra Madre Santísima.

   

Virgen Carmen 500x500

 

MAYO, MES DE NUESTRA MADRE SANTÍSIMA.

 

ORACIÓN DIARIA.

  

Acto de contricción.

 

Por ser vois quien sois, dulce Jesús Mio, pésame, mi Dios, de haberos ofendido.

 

Oración.

 

Acordaos, oh piadosísima Virgen María, que jamás se ha oido decir que ninguno que haya acudido a vos implorando vuestra asistencia y reclamando vuestro socorro haya sido abandonado de vuestra protección.

Animado por esta confianza, a vos también acudo, oh Madre Virgen de las Vírgenes, y aunque gimiendo bajo el peso de mis pecados, me atrevo a comparecer bajo vuestra presencia soberana.

 

No desecheis, oh Madre de Dios, mis humildes súplicas, antes bien, escuchadlas y acogedlas favorablemente. Amén

 

Pidamos las gracias que deseemos alcanzar hoy, por intercesión de nuestra Madre María: _____________

 

Y, para ello, la saludaremos con cinco Ave Marías y las jaculatorias siguientes:

 

1) Madre mía amantísima, en todos los instantes de mi vida, acordaos de mi, miserable pecador.

Dios te salve María...

 

2) Acueducto de las divinas gracias, concededme abundancia de lágrimas para llorar mis pecados. 

Dios te salve María...

 

3) Reina de los cielos y tierra, sed mi amparo y defensa en las tentaciones de mis enemigos. 

Dios te salve María...

 

4) Inmaculada hija de Joaquin y Ana, alcanzadme de vuestro Santísimo hijo las gracias que necesito para mi salvación. 

Dios te salve María...

 

5) Abogada y refugio de pecadores, asistidme en el trance de mi muertes y abridme las puertas del cielo. 

Dios te salve María...

 

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo,

como era en un principio, ahora y siempre,

por los siglos de los siglos. Amén.

 

Pidamos al Espíritu Santo la gracia de alegrar a nuestra Madre Santísima con actos de amor y alabanza.

 

 

Flores para la Virgen.

 

Recibe Madre las flores de nuestro amor y nuestra alegría para que tu gozo sea cumplido.

 

Flor para este dia: ____________________________________________________________

 

Guarda en tu corazón los flores que te ofrecemos para que, ahora y siempre, nuestro amor y nuestra alegría, nuestra castidad y nuestra esperanza sean la prenda bendita de tu gozo y del nuestro.

 

 

Oración final.

 

Oh Señora mía, oh Madre mía, yo me ofrezco del todo a vos y en prueba de filial afecto, os consagro en este dia mis ojos, mis oidos, mi lengua, mi corazón, en una palabra, todo mi ser. ya que soy todo vuestro, oh Madre de bondad, guardadme y defendedme como cosa y posesión vuestra. 

 

Madre, aquí teneis a vuestro hijo, en vos, Madre mía, dulcisima, he puesto toda mi confianza y nunca jamas seré confundido. Amén.

 

Sagrado Corazón de Jesus, en vos confío.

Dulce Corazón de María, sed la salvación del alma mía.

Nuestro padre San José, rogad por nosotros.

Flores Virgen recorte 2