Oficio del Sagrado Corazón de Jesús

 

mconcepcion

La Madre Concepción rezando en el coro,

mientras las demás hermanas están desayunando.

 


 

 

Oficio que la Sierva de Dios Madre Concepción rezaba cada día.

Al ser estas oraciones breves y que han de ser rezadas en varios momentos del día -aproximadamente cada dos horas desde la primera hora de la mañana hasta la noche- ayudan al alma en gran manera a alimentar y crecer por momentos el amor que tiene al Corazón de Jesús.

 

MAITINES (al levantarse)

- Señor, abre mis labios
- Y anunciará mi voz tus alabanzas
- Oh Dios, en mi favor benigno entiende.
- Señor, a mi socorro presto atiende.
- Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo
Como era en el principio ahora y siempre por los siglosde los siglos. Amén.
 
- Corazón de mi amable Salvador
- Haz que arda y siempre crezca en mí tu amor.

HIMNO
¡Oh gozo de las célicas mansiones!
¡Oh resplandor de la paterna gloria!
Que, benigno, de carne te vestiste,
Para ser por nosotros viva Hostia.

¡Oh Jesús, embeleso de las almas!
Mi corazón enciende en sacro fuego,
Para que pueda de alabanzas dignas
Colmar el santuario de tu pecho.

Corazón dulce, Corazón amable,
En amor de los hombres encendido,
Que de amor a los hombres languideces,
Haz que te vea en mi favor propicio.

Más dulce que la miel, Corazón santo,
¡Oh dulce amigo de las almas puras!
Centro de amor de castos corazones
Reina por siempre en toda criatura.
Amén
 
Antifona / ¡Oh Corazón Sagrado de Jesús, obedientísimo a la voluntad del Padre, inclina a ti nuestros corazones,para que obremos siempre según tu beneplácito.
Dispuesto está mi corazón, Dios de mi alma, para cumplir tu voluntad.
Dios mío, así lo quiero, y tu ley tengo en medio de mi corazón.

ORACIÓN
¡Oh Jesús, Señor nuestro, que te dignaste descubrir las inefables delicias y riquezas de tu Corazón a tu Esposa la Iglesia, por singular beneficio de tu amor! Concédenos a nosotros tus siervos, que merezcamos enriquecernos y confortarnos con las gracias celestiales que manan de esa fuente dulcísimo. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.
Amén. 

 


LAUDES

- Oh Dios, en mi favor benigno entiende.
- Señor, a mi socorro presto atiende.
- Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo
  Como era en el principio ahora y siempre por los siglosde los siglos. Amén.
- Corazón de mi amable Salvador
- Haz que arda y siempre crezca en mí tu amor.

HIMNO
Corazón, digno solio del Eterno:
Del Espíritu Santo la eficacia,
Penetrando en el seno de la Virgen,
Te formó de su sangre inmaculada.

Tú de la Trinidad eres la gloria,
El Padre cifra en ti sus complacencias
El Hijo eterno júntase contigo,
En ti el Divino Espíritu se asienta.

Tú eres salud del mundo infortunado,
De tus fieles amantes paz tranquila,
Asilo de los puros corazones
Donde las almas cándidas anidan.

Más dulce que la miel, Corazón santo,
¡Oh dulce amigo de las almas puras!
Centro de amor de castos corazones,
Reina por siempre en toda criatura.
Amén.

Antifona / ¡Oh Corazón Sagrado deJesús, sobre manera sediento de nuestra salvación! Haz que nos convirtamos deveras los que hemos prevaricado, para que no muramos en nuestras culpas.
- Dispuesto está mi corazón, Dios de mi alma, para cumplir tu voluntad.
- Dios mío, así lo quiero, y tu ley tengo en medio de mi corazón.
 
ORACIÓN
¡Oh Jesús, Señor nuestro, que te dignaste descubrir las inefables delicias y riquezas de tu Corazón a tu Esposa la Iglesia, por singular beneficio de tu amor! Concédenos a nosotros tus siervos, que merezcamos enriquecernos y confortarnos con las gracias celestiales que manan de esa fuente dulcísimo. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.
Amén.

 

A PRIMA

- Oh Dios, en mi favor benigno entiende.
- Señor, a mi socorro presto atiende.
- Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo
Como era en el principio ahora y siempre por los siglosde los siglos. Amén.

- Corazón de mi amable Salvador
- Haz que arda y siempre crezca en mí tu amor.

HIMNO
 
¡Oh Víctima de amor! Corazón santo,
Gozo sin fin de la eternal morada,
Consuelo de los míseros mortales,
De los mortales única esperanza.

Rasgándote el amor con honda herida
Hizo patente tu divino seno,
Abrió el amor de par en par la puerta,
Y nos convida a entrar en tu secreto.

A los que tú lavaste con la sangre,
Que tus venas abiertas derramaron,
Guarda siempre en tus íntimos repliegues
Pues hallaron en ti seguro amparo.

Más dulce que la miel, Corazón santo,
¡Oh dulce amigo de las almas puras!
Centro de amor de castos corazones,
Reina por siempre en toda criatura.
Amén.
 
Antifona / ¡Oh Corazón Sagrado deJesús, ejemplar perfectísimo de pureza! Haz que seamos limpios de corazón, paraque merezcamos ser semejantes a ti.
- Dispuesto está mi corazón, Dios de mi alma, para cumplir tu voluntad.
- Dios mío, así lo quiero, y tu ley tengo en medio de mi corazón.

ORACIÓN
¡Oh Jesús, Señor nuestro, que te dignaste descubrir las inefables delicias y riquezas de tu Corazón a tu Esposa la Iglesia, por singular beneficio de tu amor! Concédenos a nosotros tus siervos, que merezcamos enriquecernos y confortarnos con las gracias celestiales que manan de esa fuente dulcísimo. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.
Amén.

 



A TERCIA.

 

- Oh Dios, en mi favor benigno entiende.
- Señor, a mi socorro presto atiende.
- Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo
Como era en el principio ahora y siempre por los siglosde los siglos. Amén.
 
- Corazón de mi amable Salvador
- Haz que arda y siempre crezca en mí tu amor.


HIMNO
¡Oh Corazón por el amor herido!
Traspasa con tu amor los corazones;
Néctar vital de los que el cielo habitan,
Embriaga en tu amor todos los hombres.

El Señor con misterio peregrino
Entrega al hombre por manjar su carne,
Y su sangre le ofrece por bebida
En convite sagrado y admirable.

Aquel a quien los ángeles adoran,
Bajo místicos velos escondiendo
De su divina esencia los fulgores,
En manjar se convierte de sus siervos.

Más dulce que la miel, Corazón santo,
¡Oh dulce amigo de las almas puras!
Centro de amor de castos corazones,
Reina por siempre en toda criatura.
Amén.

Antifona
 ¡Oh Corazón Sagrado deJesús, mansísimo con tus mismos enemigos! Reine tu paz en nuestras almas, para que perdonemos de corazón a los que nos persiguen y calumnian.
- Dispuesto está mi corazón, Dios de mi alma, para cumplir tu voluntad.
- Dios mío, así lo quiero, y tu ley tengo en medio de mi corazón.
 
ORACIÓN
¡Oh Jesús, Señor nuestro, que te dignaste descubrir las inefables delicias y riquezas de tu Corazón a tu Esposa la Iglesia, por singular beneficio de tu amor! Concédenos a nosotros tus siervos, que merezcamos enriquecernos y confortarnos con las gracias celestiales que manan de esa fuente dulcísimo. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.
Amén.

 

A SEXTA.

- Oh Dios, en mi favor benigno entiende.
- Señor, a mi socorro presto atiende.
- Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo
Como era en el principio ahora y siempre por los siglosde los siglos. Amén.

- Corazón de mi amable Salvador
- Haz que arda y siempre crezca en mí tu amor.

HIMNO
Corazón, ara excelsa más que el cielo,
Más ancha que las tierras y los mares,
Jamás al Criador serán aceptas
Las víctimas que en ti no se inmolaren.

El sagrado cortejo de virtudes
Firmísima defensa y compañía
De la inocencia fiel y candorosa
Como en su propio trono aquí domina.

En este augusto Corazón se ordenan
Las leyes que gobiernan las naciones,
Y de esta fuente manan los raudales
De gracia que enriquecen a los hombres-

Más dulce que la miel, Corazón santo,
¡Oh dulce amigo de las almas puras!
Centro de amor de castos corazones,
Reina por siempre en toda criatura.
Amén.
 
Antifona / ¡Oh Corazón Sagrado deJesús, hondamente afligido por nuestros pecados! Danos un corazón contrito yhumillado, para que demos dignos frutos de penitencia.
- Dispuesto está mi corazón, Dios de mi alma, para cumplir tu voluntad.
- Dios mío, así lo quiero, y tu ley tengo en medio de mi corazón.

ORACIÓN
¡Oh Jesús, Señor nuestro, que te dignaste descubrir las inefables delicias y riquezas de tu Corazón a tu Esposa la Iglesia, por singular beneficio de tu amor! Concédenos a nosotros tus siervos, que merezcamos enriquecernos y confortarnos con las gracias celestiales que manan de esa fuente dulcísimo. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

Amén.


 

A NONA.

- Oh Dios, en mi favor benigno entiende.
- Señor, a mi socorro presto atiende.
- Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo
Como era en el principio ahora y siempre por los siglosde los siglos. Amén.

- Corazón de mi amable Salvador
- Haz que arda y siempre crezca en mí tu amor.

HIMNO
¡Oh Corazón más puro que el sol mismo!
Templo más digno que el inmenso cielo
Del Verbo tabernáculo sagrado,
Trasunto de los bienes del Excelso.

Cuantos afectos de tu centro emanan
Del Padre Eterno son dignos favores,
Por los votos y súplicas que ofreces
Recibes en retorno justos dones.

Justiciero amenaza a los culpados
El Señor; mas al punto que te mira,
Aplacado depone sus enojos
Y luego el rayo vengador olvida.

Más dulce que la miel, Corazón santo,
¡Oh dulce amigo de las almas puras!
Centro de amor de castos corazones,
Reina por siempre en toda criatura.
Amén.

Antifona / ¡Oh Corazón Sagrado deJesús, amantísimo de la pobreza!, ponnos como señal sobre ti mismo, para que nuestro corazón esté todo en ti como en su único tesoro.
- Dispuesto está mi corazón, Dios de mi alma, para cumplir tu voluntad.
- Dios mío, así lo quiero, y tu ley tengo en medio de mi corazón.

ORACIÓN
¡Oh Jesús, Señor nuestro, que te dignaste descubrir las inefables delicias y riquezas de tu Corazón a tu Esposa la Iglesia, por singular beneficio de tu amor! Concédenos a nosotros tus siervos, que merezcamos enriquecernos y confortarnos con las gracias celestiales que manan de esa fuente dulcísimo. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.
Amén.

 

A VÍSPERAS.

- Oh Dios, en mi favor benigno entiende.
- Señor, a mi socorro presto atiende.
- Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo
 Como era en el principio ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén.

- Corazón de mi amable Salvador
- Haz que arda y siempre crezca en mí tu amor.
 
HIMNO
Víctima igual a Dios, Corazón santo,
Sacratísimo altar en que se ofrece
Por las culpas de todos los mortales
En justa expiación, Hostia perenne.

Nido para la tórtola que gime
Gratísimo sustento a las palomas
Espléndido jardín lleno de flores
Y tálamo y descanso de la Esposa.

Aquí exhalan su aroma castos lirios,
Que el coro de las vírgenes esmaltan
Aquí florecen las purpúreas rosas
Donde los mártires tejen sus guirnaldas.

Más dulce que la miel, Corazón santo,
¡Oh dulce amigo de las almas puras!
Centro de amor de castos corazones,
Reina por siempre en toda criatura.
Amén.
 
Antifona / ¡Oh Corazón Sagrado de Jesús, en gran manera bienhechor de los que te aman! Desfallezca en tinuestro corazón y nuestra carne, paraque seas el amor de nuestras almas y nuestra posesión para siempre.
- Dispuesto está mi corazón, Dios de mi alma, para cumplir tu voluntad.
- Dios mío, así lo quiero, y tu ley tengo en medio de mi corazón.
 
ORACIÓN
¡Oh Jesús, Señor nuestro, que te dignaste descubrir las inefables delicias y riquezas de tu Corazón a tu Esposa la Iglesia, por singular beneficio de tu amor! Concédenos a nosotros tus siervos, que merezcamos enriquecernos y confortarnos con las gracias celestiales que manan de esa fuente dulcísimo. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.
Amén.

 

A COMPLETAS (antes de acostarse).

- Oh Dios, en mi favor benigno entiende.
- Señor, a mi socorro presto atiende.
- Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo
Como era en el principio ahora y siempre por los siglosde los siglos. Amén.

- Corazón de mi amable Salvador
- Haz que arda y siempre crezca en mí tu amor.

HIMNO
Al Corazón del Hijo el de la Madre,
A impulsos del amor en que se abrasa
Olvidado de sí, lanza suspiros
Con incesantes y amorosas ansias.

Uno y otro con vínculo inefable
Juntos palpitan y abrazados viven,
Uno sus llamas comunica al otro
Y ambas hogueras en ardor compiten.

Más dulce que la miel, Corazón santo,
¡Oh dulce amigo de las almas puras!
Centro de amor de castos corazones,
Reina por siempre en toda criatura.
Amén.
 
Antifona /  ¡Oh Víctima de caridad! ¡Corazón amantísimo de Jesús, sacrificado por nuestros pecados, menospreciado yafligido por los hombres ingratos! Conviértenos, y vivifícanos , enciéndenos.
- Dispuesto está mi corazón, Dios de mi alma, para cumplir tu voluntad.
- Dios mío, así lo quiero, y tu ley tengo en medio de mi corazón.+
 
ORACIÓN
¡Oh Jesús, Señor nuestro, que te dignaste descubrir las inefables delicias y riquezas de tu Corazón a tu Esposa la Iglesia, por singular beneficio de tu amor! Concédenos a nosotros tus siervos, que merezcamos enriquecernos y confortarnos con las gracias celestiales que manan de esa fuente dulcísimo. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.
Amén.